Análisis Banco Popular Reviewed by javier on . Obligado a respetar nivelesEntre los bancos medianos, Popular esta logrando defenderse con uñas y dientes de los efectos de la crisis subprime, así lo demuestra Obligado a respetar nivelesEntre los bancos medianos, Popular esta logrando defenderse con uñas y dientes de los efectos de la crisis subprime, así lo demuestra Rating:
You Are Here: Home » Análisis » Análisis Banco Popular

Análisis Banco Popular

Publicidad

Obligado a respetar niveles

Entre los bancos medianos, Popular esta logrando defenderse con uñas y dientes de los efectos de la crisis subprime, así lo demuestra su pequeño mejor comportamiento que otras entidades de pequeño tamaño (Banesto, Bankinter, Pastor), que han sufrido recortes de mayor importancia.

Sin embargo, las diferencias son abismales si comparamos la trayectoria de Popular en los últimos meses, con el recorrido que describe Santander o BBVA. En el primer caso, simplemente no puede explicarse como la entidad de Emilio Botín ha escapado de una forma magistral de las turbulencias del sector. BBVA no ha logrado escapar de la crisis, pero sin embargo sus efectos están siendo muy reducidos.

Estamos asistiendo por tanto a una crisis que esta afectando en mucha mayor medida a las entidades de mediana capitalización, mientras que los grandes bancos han conseguido salir más airosos de la misma. Sin embargo, no es oro todo lo que reluce y habrá que esperar a ver los resultados del último trimestre del año para ver como evolucionan los resultados de todas las entidades españolas.

Es cierto que la crisis de las subprime no ha afectado prácticamente a los bancos españoles, debido a su escasa exposición directa e indirecta a dichos fondos, pero tampoco debemos olvidar otros problemas a los que se enfrenta la banca en España y que son muy similares a los que recientemente ha vivido el mercado americano.

En algunos lugares próximos a la costa ya se tienen oídas de familias que acuden con las llaves de su casa al banco, ante las dificultades que tienen para hacer frente al pago de su hipoteca a fin de mes, a lo que se une el riesgo proveniente del capital extranjero, que hoy esta trabajando aquí y mañana desaparece.

Pero vamos a centrarnos en el gráfico y la trayectoria de Banco Popular durante los últimos meses, para ver si podemos sacar petróleo de su situación.

En primer lugar, recordar que la entidad cerro la compra del banco estadounidense Totalbank, por un importe de 300 millones de dólares (218,12 millones de euros), semanas antes de que se produjese el estallido de las hipotecas subprime en Estados Unidos. Esta operación, a priori, no suponía dilución para los accionistas, al liquidarse mediante efectivo.

Hasta Junio, Banco Popular logro ganar 612,9 millones de euros, esto es, un 18,4% más, que el resultado obtenido en el mismo periodo del ejercicio anterior, los analistas esperaban un beneficio hasta Junio de 590 millones de euros. Para el tercer trimestre y a pesar de las turbulencias financieras, la entidad logro cumplir con las previsiones de los analistas, lo que demuestra que el impacto de las hipotecas americanas en España aun no se ha hecho ver.

El mercado se muestra muy preocupado por la exposición sobre hipotecas de las entidades de pequeño y mediano tamaño, así como por las carteras de efectos fallidos que se puedan producir. Los inversores mostraron su preocupación, al conocer que la entidad estudia la venta de una cartera de efectos fallidos, que son de difícil recuperación, pero que no tienen nada que ver con las actuales turbulencias financieras, al considerase como créditos que se están tratando de forma histórica.

La toma de posiciones bajistas durante el mes de Agosto, que apuestan por la caída del valor, solo fue la antesala a un brusco recorte en la cotización, que vino acompañada de diversas rebajas en la recomendación de los títulos del banco.

De las recomendaciones, la más positiva llego de la mano de ING, que elevo su recomendación sobre Popular de Mantener a Comprar, mientras rebajaba las recomendaciones del resto de bancos de mediano tamaño, siendo Bankinter el más perjudicado por el reajuste del precio objetivo, al eliminar la prima por movimientos corporativos.

El resto de recomendaciones, no fueron muy favorables para la entidad.

Citigroup rebajó la recomendación de Popular de Comprar a Vender.

WestLB recomendó reducir.

JP Morgan mantiene su recomendación de infraponderar, tras la presentación de resultados hasta Septiembre, por debajo de las expectativas marcadas por la entidad americana.

Dentro de la entidad, los movimientos accionariales se han seguido producido entre los meses de Junio y Septiembre, así Americo Amorim (7,742%), Nicolás Osuna (3,889%) y Francisco Valls, aumentan su participación en la entidad entre dichos meses, mientras que Antonio Martín Criado (0,33%) entró en el capital de Popular a finales de Agosto. En Octubre no se han producido movimientos y todo hace pensar que la acción esta viviendo una etapa de reajuste.

Los niveles actuales (11,50 euros) deben de actuar como suelo estable y no deben, bajo ningún contexto ponerse a prueba, ya que su perdida, podría tener unos efectos muy negativos en la cotización. Esta zona, se corresponde con el Fibo del 38,1% de la subida iniciada en el año 1998. No debemos olvidar que estamos en zona de suelo y que si nos fijamos en el gráfico, podemos asistir siempre que el mercado lo permita, a la formación de una figura alcista en forma de W (doble soporte en 11,50 euros y resistencia en 12,50 euros) con objetivo en 13,50 euros.

Respecto a la cota de 12,50 euros, hay que indicar que la tendencia bajista iniciada en Abril se proyecta ahora mismo sobre dicha zona y que curiosamente viene en las últimas semanas siendo correlativa a la MM70, por lo que a medio plazo, la rotura de este nivel se convierten en clave para cambiar la actual pauta de escenario bajista.

Sobre un gráfico semanal (no incluido en el análisis), se aprecian cuatro semanas consecutivas a la baja, siendo las dos últimas de consolidación, para formar suelo sobre 11,50 euros, pero a su vez se aprecia un corte a la baja entre la MM20 y la MM70 que no permite ser muy optimistas sobre la evolución del valor. Debemos esperar a un cambio en la tendencia en semanal para poder pensar en una mejoría.

Sobre el gráfico diario, el cruce de medias a la baja (MM20 y MM70) se produjo en el mes de Junio, por lo que ya nos avisa desde hace tiempo sobre la tendencia a la baja del valor.

Actualmente, se observa un primer intento de superación de la cotización a la MM20 (11,96 euros), pero le ha faltado fuerza, lo que es un síntoma de debilidad, que refuerza el corte a la baja entre las medias en semanal.

Conclusión: Formación bajista, que encuentra suelo en el nivel de 11,50 euros, donde podría estar formándose una figura alcista (en forma de W), pero que cuenta con la debilidad del intento fallido de superación de la MM20 sobre el corto plazo, lo que ha reforzado la señal bajista en semanal. Deberíamos esperar a una mejora en semanal para poder tomar posiciones en el valor.

Javier Ruiz – javier.ruiz05(arroba)gmail.com

Banco Popular

Publicidad

About The Author

Analista independiente. Seguimiento sobre los principales valores del Mercado Continuo español y del IBEX35. Evolución de datos macro y sus efectos sobre las acciones. Análisis y opinión sobre las principales decisiones tomadas por el BCE y FED con repercusión en los mercados.

Number of Entries : 2280

Leave a Comment

(c) 2015 El Rincón del Inversor

Scroll to top