Bankia empieza de cero Reviewed by javier on . La entidad solicita un total de 23.500 millones de euros en ayudas públicas Apenas unas semanas ha durado la nueva reforma financiera, el tiempo justo en que Ba La entidad solicita un total de 23.500 millones de euros en ayudas públicas Apenas unas semanas ha durado la nueva reforma financiera, el tiempo justo en que Ba Rating:
You Are Here: Home » Análisis » Bankia empieza de cero

Bankia empieza de cero

Bankia empieza de cero
Publicidad

La entidad solicita un total de 23.500 millones de euros en ayudas públicas
Apenas unas semanas ha durado la nueva reforma financiera, el tiempo justo en que Bankia se ha fundido cerca de 23.500 millones de euros en ayudas públicas, una cifra que supera con creces, las estimaciones realizadas por el ministro de Guindos, que estipulaba según la nueva reforma financiera unas necesidades para el conjunto de toda la banca próximas a los 15.000 millones de euros.
Y es que, lo que ha sucedido con Bankia era la crónica de una muerte anunciada, por múltiples motivos que debemos señalar y que pasan por la imposibilidad de la propia entidad de llegar a acuerdos con otros bancos para una posible fusión (esto deja claro que el propio sector sabía como estaba Bankia y nadie quería unirse a un banco zombie), por otra parte en solitario tampoco contaba con los recursos necesarios para poder sacar adelante la primera reforma financiera presentada por el gobierno pese a que se cansaron de decir por activa y por pasiva que podrían cumplir en forma y plazos.
Para rematar la faena, nos encontramos con una reformulación de las cuentas anuales correspondientes al ejercicio 2011, que pasa de registrar un beneficio consolidado próximo a los 310 millones de euros a presentar unas pérdidas cercanas a los 3.030 millones de euros.
Si tenemos en cuenta que la capitalización del grupo en Bolsa asciende a 3.131 millones de euros (valorando cada acción a 1,570 euros) y descontamos el efecto de dichas pérdidas, nos encontramos con un banco que tiene un valor próximo a los 100 millones de euros o lo que es lo mismo, con el número de acciones que actualmente cotizan en el mercado su valor teórico no pasa de 0,05 euros. Si ahora sumamos la gran dilución que se va a producir como consecuencia de la ampliación de capital que se dispone a efectuar y a la que también van a poder acudir los pequeños inversores, tenemos un verdadero chicharro en nuestras manos, con millones y millones de papelitos dando vueltas y lo que es más grave, cotizando en el IBEX35.
Creo yo, que sería una decisión bastante acertada y por circunstancias extraordinarias, evitar que valores como Bankia coticen en dicho índice, por los efectos negativos que pueden provocar, por lo que no sería descartable que pase en un futuro no muy lejano a ser un valor de segunda fila, durante un largo periodo de tiempo.
Otra aspecto que es importante mencionar y sobretodo denunciar, es la actitud de la CNMV desde el mismo momento en que se anuncio la marcha de Rodrigo Rato de la entidad, así como la posterior nacionalización, permitiendo a los especuladores acampar a sus anchas sobre el valor y solo a última hora y tras solicitud expresa de la propia Bankia, se dispone a suspender de cotización de la acción así como los títulos de deuda emitidos por la entidad, justificando la misma por concurrir circunstancias que pueden afectar a un normal comportamiento de la acción, ¿y que es lo que ha pasado durante estas semanas? ¿Eso se considera normal?
Por otro lado, cabe preguntarse si es justo y necesario rescatar un banco por parte del Estado y la respuesta es evidentemente que sí, pero desde mi punto de vista solo para salvar los depósitos, los ahorros de todos los clientes, pues de lo contrario, estaríamos ante una situación que dejaría en nada, casos como los pagarés de Nueva Rumasa, o Forum y Afinsa.
Lo que también es importante es pedir responsabilidades, exigir que desde el primero hasta el último miembro del equipo directivo de Bankia responda con sus bienes, con su patrimonio, así como ser juzgado atendiendo a la legislación aplicable en su caso, así como todos aquellos que han sido actores en todo este proceso, incluido los consejeros, hace falta transparencia y mano dura, que se note que aquí nadie se va de rositas, medidas ejemplares para situaciones que así lo merecen.
Otro punto que quiero destacar es la presentación de sus cuentas anuales, así como antes he comentado, en un primer momento comunican un beneficio de 310 millones y ahora deciden reformular sus cuentas para registrar unas pérdidas de 3.030 millones, lo que justifican por circunstancias sobrevenidas e información obtenida posteriormente al cierre del ejercicio, pues no, no es así y todo esto es sancionable, hay que exigir a cada uno la parte que le corresponde, incluido por supuesto a la firma de auditoría, que no encontró o no quiso encontrar salvedades reseñables, así como al propio Banco de España que hizo oídos sordos, con el Gobernador a la cabeza y a la propia CNMV por su falta de profesionalidad, lo que se traduce en no haber velado por un comportamiento ordenado del mercado.
Pasando a la presentación realizada hoy para analistas e inversores, Goirigolzarri ha hecho hincapié en la solidez de Bankia y apuesta por transmitir confianza. En dicha presentación ha desmenuzado las etapas que seguirá el proceso de recapitalización de Bankia y que se resumen de la forma siguiente:
Conversión en acciones del préstamo de participaciones preferentes por valor de 4.465 millones de euros concedido en 2010, para antes de la Junta General de Accionistas que se celebrara el próximo 29 de Junio.
Inyección de 19.000 millones de euros, durante el mes de Julio, realizada integramente con ayudas públicas. En este sentido Goirigolzarri afirma que no se trata de ayudas, pues no se conceden en forma de préstamos, sino a través de capital. Ante esto, debo mostrar mi total descontento, pues a fin de cuentas, el dinero lo ponen todos los contribuyentes españoles, por lo que sea en acciones (Capital) o en préstamos, se trata de ayudas concedidas a un banco, se mire como se mire. Este punto deja claro como ya comente cuando se presentó la segunda reforma financiera, que el instrumento de bonos convertibles contingentes a un interés del 10% era una absoluta metedura de pata, porque no habían pagado los intereses del préstamo concedido en ayudas públicas a un interés del 8%, mucho menos iban a pagar ahora un 10%. Esto pone de manifiesto que esta segunda reforma financiera ha quedado ya obsoleta y que no debemos descartar una tercera reforma en los próximos meses.
– Por último, ampliación de capital por importe de 12.000 millones de euros, con derecho de suscripción preferente (aquí se reparte el pastel entre todos y no van a ser menos los accionistas). Esta última etapa tendría lugar en el último trimestre del año. Cabe señalar, que en caso de no acudir los accionistas, verían claramente reducida su participación, por el efecto dilución de la entrada del Estado en el capital. Gorigolzarri ha asegurado que dicha ampliación está garantizada por la matriz (BFA), por lo que en caso de que no acudan los minoritarios, será suscrita por BFA. Esta parte queda actualmente muy oscura, por no olvidar que actualmente el valor nominal de las acciones de Bankia es de 2,00 euros y las acciones cotizan a 1,570 euros, siendo más que probable que la veamos todavía mucho más abajo, por lo que nos faltaría despejar la incógnita de esta ampliación, mediante una reestructuración del capital, que conllevaría en un primer momento una reducción del capital, para a su vez poder reducir el valor nominal de las acciones y justamente después proceder a la ampliación de capital (técnicamente estaríamos hablando de una operación acordeón con reducción y aumento simultaneo de capital), así que conforme se vayan produciendo acontecimientos podremos ir aclarando todo este panorama y despejando dudas sobre el mismo.
Si procedemos a desglosar las necesidades de capital, nos encontramos con que un total de 15.600 millones de euros corresponden a provisiones sobre créditos dudosos, a lo que hay que sumar 3.700 millones para poner a precio de mercado su cartera de inversiones y 2.700 millones para del deterioro de activos fiscales.
De este desglose resulta sorprendente, la minusvalía anotada en su cartera de inversiones, esto es, en las sociedades en las que participa y que en los próximos meses empezarán a vender. O sea, que todas aquellas operaciones que han hecho sobre acciones de empresas que hoy cotizan por debajo de su valor de compra también hay que reponérselo, esto me es totalmente chocante, porque cualquier inversor que apuesta por un valor y le sale rana nadie le repone la pasta, es tremendamente alucinante el punto al que llegamos y muestro desde aquí mi denuncia sobre el mismo.
También destaca, que tan solo en su cartera de créditos dudosos tenga ya un importe de 15.600 millones, lo que supera la cifra optimista de provisiones para el conjunto de toda la banca comunicado en la segunda reforma financiera (incremento de provisiones para los activos buenos), todo esto hace dudar de las cantidades que anteriormente han provisionado y de las cifras que hasta la fecha nos han estado comunicando sobre sus necesidades de capital, lo que demuestra una falta de transparencia total, que obliga a realizar una revisión profunda de todos los sistemas de control y de gestión a nivel bancario, que permiten restaurar la confianza sobre las entidades financieras, pues la confianza no se recupera porque se inyecten 23.500 millones de euros, sino porque dichas entidades, por su forma de trabajar, sean un ejemplo de organización, lo que transmiten a todos los campos y ámbitos de su actividad. Otro punto negativo para el recién estrenado presidente Goirigolzarri, que tiene mucho trabajo por hacer.
Sobre su proceso de desinversiones, se tendrá un plan más detallado a lo largo del mes de Junio, es importante recordar que BFA controla el 5,4% de Iberdrola, el 20% de Indra y el 5,6% de NH Hoteles, mientras Bankia posee el 12% de IAG, el 10% de NH Hoteles, el 28% de Realia, el 18% de SOS Corporación (Deoleo), el 20% de Mecalux y el 9% Metrovacesa. La venta de dichas participaciones afectará negativamente a la cotización de las mismas.
De esta forma y con el panorama que tenemos delante de nuestros ojos, es objetivo prioritario y fundamental dar solución al problema de Bankia, lo que provoca que quede en suspenso de momento el proceso de venta de Banco de Valencia, lo que a su vez puede tener un efecto muy negativo en su proceso de ampliación de capital, recién iniciado y por ende en su cotización. A este respecto, el Ministerio de Economía se estaría planteando la creación de un gran Banco Público, algo que por el momento sería solo una idea más sobre la mesa, a falta de darle forma (quizá esta sea la tercera reforma financiera).
Como consecuencia de lo comentado, nos encontramos con otras entidades que también podrían ir a formar parte de ese posible Banco Público(Cataluña Caixa, NovaCaixaGalicia), y las ramificaciones se extienden a otras entidades que sin formar parte de ese posible banco, tienen necesidad de fusionarse para poder incrementar el valor de sus activos, hasta un tamaño lo suficientemente grande como para poder optar a financiación en los mercados, dentro de este último grupo nos encontramos a Banco Mare Nostrum, que debería centrarse ahora en una fusión con Liberbank, Ibercaja y Unicaja.
Adjunto un gráfico del valor, con una visión bastante negativa sobre la evolución futura de la acción, siendo fruto de un escenario aun bajista, en el que falta por realizar una gran reestructuración de la entidad, proceso que aun esta por iniciar y que provocará una dura travesía por el desierto.
Además, también os incorporo dos gráficos adicionales, que nos muestran la situación del patrimonio consolidado de la sociedad, antes y después de la reformulación de las cuentas anuales, sobran las palabras.
Finalmente, paso a hacer un resumen esquemático de este post.
Ayuda pública total: 23.500 millones de euros. De ellos 4.465 millones corresponden al préstamo concedido en 2010, siendo ahora el resto instrumentado directamente mediante capital.
Falta de transparencia e irregularidades en cuanto a la presentación y comunicación de los datos: Reformulación de cuentas anuales para reflejar la verdadera situación de la empresa, siendo en gran parte la misma ya conocida y sabida (las pérdidas de cartera ya existían y no se plantearon), entre otras cosas. Desconfianza generalizada. No dicen lo que es, ni es todo lo que dicen. Test de solvencia de Basilea III en entredicho.
Reforma financiera: Se queda corta debido a la falta de transparencia demostrada por la propia entidad. Hará falta una nueva reforma que permita ajustar todos los números ya no solo para Bankia, sino para el grueso de toda la banca. Posible creación de Banco Público. Retraso en el proceso de venta de Banco de Valencia y efecto negativo para su cotización y desarrollo de la ampliación.
Cartera de inversiones: Se ajustan a valor de mercado. El pueblo pone la pasta para cubrir la pérdida generada en sus inversiones en empresas cotizadas. Medida totalmente fuera de lugar.
Ampliación de capital: Con derecho de suscripción preferente. Importe estimado 12.000 millones de euros y garantizada por la matriz. Importante efecto dilución. Actual valor nominal de las acciones 2,00 euros. Las acciones cotizan por debajo de nominal. Necesario reestructuración del capital o especulación pura y dura para elevar su precio por encima de nominal.
Javier Ruiz – javier.ruiz05(arroba)gmail.com
El Rincón del Inversor

Publicidad

About The Author

Analista independiente. Seguimiento sobre los principales valores del Mercado Continuo español y del IBEX35. Evolución de datos macro y sus efectos sobre las acciones. Análisis y opinión sobre las principales decisiones tomadas por el BCE y FED con repercusión en los mercados.

Number of Entries : 2280

Leave a Comment

(c) 2015 El Rincón del Inversor

Scroll to top